Por fin te has decidido a inscribirte en la autoescuela; ¡enhorabuena y mucho ánimo! El recorrido hacia tu meta final comienza en el aula de teórica. A continuación compartiré contigo diez consejos que te resultarán útiles durante ese periodo.

1. El primero -y más importante-: no vayas a la autoescuela solo a sacarte el carnet. Tu primer objetivo es aprender a conducir. Fórmate bien y, como resultado, obtendrás tu permiso de conducir.

2. Ten una actitud positiva y correcta. Más de un alumno se halla condicionado por comentarios negativos que escucharon acerca de las autoescuelas, los profesores, los exámenes o los examinadores. Una mala actitud perjudica tu aprendizaje.

3. No te dejes llevar por cantos de sirena y ten cuidado con los “superhéroes”, esos que dicen que aprobaron sin abrir el libro, hacer test, ni practicar.

4. Sé proactivo. Participa activamente en las clases, tomando notas, prestando atención, mostrando respeto, haciendo las preguntas que consideres oportunas y guardando silencio cuando tu profesor está hablando. No dejes en casa tu libro de teórica, tu bolígrafo y tu libreta.

5. Desconecta o silencia tu Smartphone. Tú requieres atención cuando hablas; tu profesor también. Es muy difícil impartir una clase cuando los asistentes están mirando constantemente el móvil.

6. ¡No pretendas memorizar todo el libro! Tan importante como el “qué” es el “por qué”. Tu profesor te ayudará a comprender y a analizar la mayor parte de las normas. Cuando comprendes algo, difícilmente lo olvidas. Aprender sin comprender lleva al olvido de lo aprendido. Es cierto que algunos datos deben ser memorizados (velocidades máximas, tasas de alcohol, etc.), pero la mayoría de normas ¡y señales! pueden aprenderse mejor por medio de la lógica y la observación.

7. Sé puntual. Así no te perderás ningún tema.

8. No tengas miedo. Nada es tan paralizante como el temor. Algunos temores son buenos y pueden protegerte de sufrir daños, pero otros son infundados y te atenazan.

9. No te compares con nadie ni te precipites. Tú tienes tu propia personalidad y ritmo de aprendizaje. No cometas locuras por querer ser como otro. Toma tu tiempo, sea el que sea. Se dice que una de las principales causas del fracaso es querer adelantar el éxito. No subas al examen a menos que estés verdaderamente preparado. Sigue los buenos consejos de tu profesor.

10. Cuando abandones el aula, sigue aprendiendo. Conecta lo aprendido en la autoescuela con lo que a diario encuentras mientras caminas. Si tu profesor te enseñó el tema de las luces en el vehículo, al salir de la clase fíjate en los vehículos y recuerda y refuerza lo aprendido. Si estudiaste las señales de peligro, localiza, mientras caminas o viajas, todas aquellas que puedas.


Imagen cortesía de:
unsplash-logoBreather

Categorías: Artículos

Vial Tips

Sitio Web de formación vial.

1 comentario

Jackeline Guevara cubas · 08/09/2018 a las 3:56 PM

Me gusta la explicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tu libro para las clases prácticas

Si cuentas con un libro que te forma y ayuda a superar la prueba teórica en la autoescuela, ¿por qué no disponer de una guía que te ayude a aprobar el examen práctico?