Anteriormente mencionamos la importancia de diferenciar contradicción y  complementación. En esta entrada hablaremos de normas y excepciones.

En muchas ocasiones aplicamos la norma donde encaja la excepción, y la excepción donde encaja la norma. Pongamos un ejemplo. Respecto a la marcha atrás sabemos que: “como norma general está prohibido circular marcha atrás”, aunque sí se puede dar marcha atrás “como maniobra complementaria de la parada, el estacionamiento o la incorporación a la circulación, siempre que el recorrido no supere los 15 metros ni se invada un cruce de vías”. Como nadie quiere equivocarse con los test, repite hasta la saciedad lo de los 15 metros y el no invadir un cruce de vías marcha atrás. Pero esto es la norma.

Ahora mira la fotografía. Imagina que has entrado en una calle sin salida, cuya longitud es de 100 metros y donde no es posible marchar hacia adelante ni cambiar de dirección o sentido de marcha. ¿Qué harás entonces? ¿Aplicarás lo de los 15 metros? ¿Estará prohibido en tal caso invadir un cruce de vías marcha atrás? ¿Cómo saldrás del callejón?

La vía sin salida nos muestra un ejemplo de excepción, donde no existe limitación de recorrido marcha atrás y se puede invadir un cruce de vías, de ser necesario. Es una simple cuestión de sentido común. Si no puedo avanzar, ni girar, ni cambiar de sentido, ¿qué más puedo hacer sino circular marcha atrás los metros que sean necesarios?

Otro ejemplo de norma y excepción lo encontramos en los semáforos. Ante un semáforo en verde podrás avanzar; esta es la norma. Pero si prevés que vas a quedarte bloqueando una intersección o un paso para peatones, deberás permanecer detenido ¡aunque la luz del semáforo esté en verde; esto es la excepción.

Tu libro de teórica está repleto de normas y excepciones, y deberás distinguir cuál es cuál.


Vial Tips

Sitio Web de formación vial.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tu libro para las clases prácticas

Si cuentas con un libro que te forma y ayuda a superar la prueba teórica en la autoescuela, ¿por qué no disponer de una guía que te ayude a aprobar el examen práctico?